No todos los proyectos arquitectónicos pueden incorporar un proyecto de paisajismo, considere un jardín o acceso a amplios espacios verdes. Los espacios más pequeños necesitan estrategias más creativas para incorporar vegetación. Independientemente del contexto, las plantas ofrecen beneficios en todo tipo de espacios, como la regulación de la temperatura interior, una opción de producción sostenible a menor escala que un invernadero, además de sus cualidades estéticas. En este artículo, presentamos 4 estrategias simples y una selección de ejemplos para incorporar plantas en espacios de pequeña escala, todos los cuales se pueden encontrar en la sección de Plantación de Architonic.

Jardineras

Disponibles en una amplia variedad de formas, materiales y tamaños, las macetas se pueden superponer o colgar para ahorrar aún más espacio. Si bien cualquier material es adecuado para macetas de interior, existen algunos factores a considerar para un desarrollo óptimo de la planta:

Contrariamente a la creencia popular, la mayoría de las plantas pueden crecer bien en macetas más pequeñas que el diámetro de su copa. Si bien el tamaño más grande proporciona una mayor comodidad de la raíz, una proporción más equivalente de diámetro a profundidad a copa será importante principalmente para los árboles, no para las plantas de interior.

La elección del material influye especialmente en la temperatura de la raíz. Por ejemplo, las macetas de plástico expuestas al sol directo se calentarán mucho más que una maceta hecha de material poroso como arcilla o cerámica. En casos muy raros (como las orquídeas), una planta necesita un material específico para crecer.

La combinación correcta de sustratos de cultivo será clave para mantener el grado adecuado de humedad. Las diferentes plantas deben tener condiciones de suelo que sean típicas de su entorno natural; Se necesitan diferentes proporciones de suelo foliar, turba, perlita o arena para recrear sus condiciones óptimas de humedad en las raíces. Si el suelo se vuelve fangoso con el riego, la porosidad debe aumentarse con arena o perlita.

También hay macetas de riego automático, generalmente hechas de fibra de vidrio, que funcionan con un depósito de agua oculto en el interior y tubos de absorción. Son útiles solo para plantas que necesitan riego frecuente y para facilitar las tareas de mantenimiento.

Para ver más ejemplos de esta tipología visite la categoría de producto ‘Plant Pots’ en Architonic.

¿Quieres saber cómo llevar el verde a tu casa, perdurable, sostenible y adecuado?

Plantas que optimicen tu entorno y tu calidad de vida!

Atrévete y diseña con nosotros… Estamos encantados de ayudarte a que logres… tu mayor bienestar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s